SinpecaoEsferas 2Exposicion de Zaragoza 2008 17Cristo de la Noche Oscura 8 de 8Caminos cruzadosEspecial Semana Santa de Ubeda (Jaen) 11El puente
Feeds | RSS
  Artículos
  Comentarios

lista de lentes

Leemos en el blog ‘Configuración Visual’ de Demian Villanueva una Completa guía sobre Siglas y Denominaciones de Objetivos y Lentes Fotográficos para navegar en la sopa de letras en que se convierten a veces los nombres de los objetivos -no hay más que ver el Tamron AF 28-75mm f/2.8 SP XR Di LD Aspherical (IF)-.

Una información muy interesante cuando se busca una lente y andamos perdidos entre las principales marcas como Nikon, Canon, Sigma o Tamron, que incluye una tabla de equivalencias de sus principales especificaciones entre marcas, como la estabilización óptica: VR en Nikon, IS en Canon, OS en Sigma y VC en Tamron.

Por Domingo Gómez Algaba

Aprender a medir correctamente la luz en tus fotos

¿Para Qué Sirve el Exposímetro? Midiendo la Exposición de la Escena

Pantalla Nikon - Indicador ExposiciónSi te acuerdas, ya definimos al exposímetro como el “Experto” en exposición de nuestra cámara, porque lo que hace es medir la luz que refleja la escena a fotografiar.

Posteriormente, esa medición es empleada por la cámara para estimar la cantidad de luz que se debe permitir que excite el sensor y modificar el valor de los parámetros de la toma para que ésta quede correctamente expuesta, ya sabes: apertura de diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO.

Piensa en los modos de disparo de tu cámara de los que ya hablamos hace unos días. El exposímetro es el responsable de que al disparar en modo automático, la cámara ajuste los valores de apertura, velocidad y sensibilidad para que la exposición de la foto sea adecuada.

También es el responsable de que, por ejemplo, en modo de Prioridad de Apertura, se ajuste el valor del tiempo de exposición para que la imagen salga correctamente expuesta, respetando el valor de apertura de diafragma fijado por el fotógrafo.

Además de esto, la cámara en todo momento se ayudará del exposímetro de cara a proporcionar información al fotógrafo sobre el grado de exposición de la toma. Por ejemplo, mi Nikon D60 ofrece información sobre la exposición correcta, subexposición o sobreexposición en la pantalla LCD y en el visor gracias a una representación como la sombreada en rojo en la imagen superior derecha.

Observando, a la hora de hacer la toma, el indicador de exposición, podrás saber antes de disparar, el grado de exposición que ofrece una toma. Si se desplaza hacia la derecha estarás en una situación de sobreexposición, mientras que si lo hace hacia la derecha, ten encontrarás ante una situación de subexposición.

Con esta información, modifica los parámetros de apertura, velocidad o sensibilidad y lograrás exponer correctamente una foto, ¿de acuerdo?

¿Cómo Funciona el Exposímetro? El Gris Medio

Tarjeta Gris MedioHemos dicho ya que el exposímetro lleva a cabo una medición de la luz procedente de la escena que incide sobre el sensor. Pero esta medición, ¿cómo se hace? Ahí es donde aparece el “archiconocido”, en fotografía, Gris Medio.

A la hora de llevar a cabo la medición, los exposímetros  consideran que la luz que refleja una escena “normal” es equivalente a la que reflejaría una escena en la que el único color existente fuese el denominado Gris Medio.

Este gris medio es aquel que refleja exactamente el 18% de la luz que recibe, por eso en ocasiones también se le conoce como Gris 18%.

Por tanto, los exposímetros vienen configurados de forma que asumen que al medir la luz de una escena, independientemente de cuál sea ésta, el porcentaje de luz que reflejarán los objetos, con respecto a la que incide sobre éstos, será, en término medio, el 18%.

Foto de Ramiro Garcia SEsto debemos considerarlo de cara a saber valorar las indicaciones de nuestro exposímetro, pues en tomas “normales” hará bien su trabajo, pero en aquellas tomas más claras u oscuras, que no coincidan con la media del 18%, el exposímetro proporcionará información que deberemos saber interpretar.

Así, en tomas claras, se refleja un mayor porcentaje de la luz que incide sobre los objetos. Por ejemplo, la nieve refleja hasta el 36% de la luz que recibe, por lo que no temas a fotografiar nieve en condiciones en las que el exposímetro te diga que la foto está sobreexpuesta, el exposímetro está preparado para una menor cantidad de luz reflejada. Además de con la nieve, deberás tener las mismas consideraciones al fotografiar otros objetos blancos como vestidos, paredes, coches, etc.

JuniorPor el contrario, en tomas oscuras, el porcentaje de luz reflejada por los objetos con respecto a la que incide sobre éstos es inferior al 18%. Por ejemplo, “Junior”, el perro de mis sobrinos, es un schnauzer enano completamente negro y cada vez que trato de hacerle una foto, el exposímetro de mi cámara me avisa de que me encuentro en situación de subexposición. El negro intenso refleja tan sólo el 8% de la luz que recibe, por lo que no temas al realizar este tipo de tomas si cuando vas a disparar el exposímetro se queja por la subexposición de la toma.

Los Tipos de Medición de la Luz

Acabamos de ver las consideraciones que tiene el exposímetro de nuestra cámara a la hora de hacer la medición de la intensidad de luz que llega al sensor. Ya sabes, ¡recuerda lo del Gris Medio!

Pero aún no está todo dicho en lo que respecta a la medición de la luz, el llamado “metering“. Pues, además de lo dicho hasta ahora, hay que destacar la existencia de diferentes modos de medir la luz procedente de la escena. Estos modos, como veremos a continuación, se diferencian en función de aquellas zonas de la imagen que consideran a la hora de medir la exposición.

  • Tipos de MeteringMedición Matricial o Evaluativa (Matrix). Lleva a cabo una medición de la luz considerando la división de la escena en un número de partes, por ejemplo, 128, ó 256. De manera que a la hora de considerar la iluminación de la escena, valora la iluminación de todas las partes en que se ha dividio la imagen por igual.
  • Medición Evaluativa Parcial o Ponderada al Centro (Center-weighted). Este tipo de medición es similar al anterior con la salvedad de que la consideración de la iluminación de todas las partes está ponderada, siendo más importante la iluminación de la zona central que la de la zona externa, aunque se sigue considerando toda la escena.
  • Medición Central o Puntual (Spot). Este último modo de “metering”, únicamente considera la iluminación de la superficie central de la imagen a fotografiar. El área considerada para ser correctamente expuesta está entre el 1% y el  10% del área total de la escena, dependiendo de la cámara.

¿Ha quedado claro? Bueno, por si acaso, te cuento a continuación posibles tomas en las que puedes usar cada modo de medición, ya verás como no te queda ninguna duda.

¿Cuándo Usar Cada Modo de Medición?

Si te parece te voy a poner dos imágenes en las que se ha usado cada uno de los modos y verás como te queda muy claro cuándo usar un modo u otro.

Foto con Metering Matricial

La imagen superior presenta una fotografía en la que se ha hecho uso del modo Matricial. Este modo es el más apropiado en el 90% de las ocasiones. Cuando no existe una gran diferencia entre la iluminación de las distintas partes de la escena.

Foto con Metering Ponderado al Centro

Por el contrario, el modo de Ponderación al Centro es el adecuado cuando la diferencia de iluminación entre las distintas zonas de la imagen es considerable. De haber hecho uso en la anterior toma del modo matricial, lo que habríamos conseguido es subexponer la flor y sobreexponer el fondo.

Respecto al modo Puntual o Central, me vas a permitir que no te muestre ninguna imagen. Lo cierto es que nunca he hecho uso de él.

Personalmente creo que hay pocas tomas en las que vayas a utilizar este modo por sus propiedades. Eso sí, en caso de encontrarte con una toma en la que deseas que una mínima porción  de la escena esté correctamente expuesta, sin importar el resto, en ese caso es el momento de usarlo. ¿Se te ocurre a ti algún ejemplo?

Por último, destacar que en mi caso, como ya he mencionado, suelo utilizar por defecto el modo matricial y si me encuentro en situaciones como la de la segunda imagen que te he mostrado, paso al modo de Ponderación al centro.

Si todavía quieres saber más sobre modos de medición, visita Conoce tu Cámara Digital: Los Modos de Medición.

Técnica: El Bloqueo de la Exposición

Inno'vision - Miss PhotographerAhora ya sabes toda la teoría relativa a la forma de medir la exposición y los distintos modos de “metering” que existen. Así que te voy a hablar de una técnica que se emplea mucho: el Bloqueo de la Exposición.

Esta técnica consiste básicamente en llevar a cabo, primero, la medición de la exposición de la toma en la zona que te interesa y, posteriormente, reencuadrar la foto y disparar, de modo que se mantengan los ajustes de exposición que, previamente, se han fijado. Piensa, por ejemplo, en la última imagen que hemos visto en el anterior apartado, la de la flor.

Te he dicho que he hecho uso del modo de Ponderación al centro, ¿verdad? Sin embargo, la flor no está, ni mucho menos, centrada. ¿Cómo he conseguido que la exposición fuese la correcta entonces? Pues muy sencillo, bloqueando la exposición. ¿Y cómo lo he hecho? Te lo cuento en sencillos pasos, ¿vale?

  1. Lo primero es identificar el modo de medición que vamos a utilizar, en el caso de la flor, opté por usar el de Ponderación al centro o Evaluativa Parcial.
  2. Después encuadra el objeto, en este caso la flor, en el centro de la imagen para que la cámara tome los valores de exposición adecuados. Al ser ponderada se centrará en la luz reflejada por la flor, pero también considerará, aunque en menor medida, el fondo.
  3. A continuación nuestra cámara debe permitir bloquear los ajustes de exposición (leéte las instrucciones de tu cámara). En el caso de mi Nikon D60 el botón que hace esto es el AE-L. Presionándolo mantendrás los ajustes de exposición, hasta el momento en que dejes de presionarlo.
  4. Una vez has bloqueado los ajustes de exposición que deseas, reencuadra en función de como quieras componer la foto (en mi caso situé la flor hacia la derecha), y dispara (manteniendo el botón AE-L presionado).

Haciendo esto habrás conseguido que la medición sea la apropiada para la toma, pues de no haber bloqueado la exposición, al reencuadrar la imagen tu cámara habría medido de nuevo la exposición y, al no estar la flor en el centro, no le habría dado a la exposición de la flor la importancia que se merece en esta foto.

Fuente: http://www.dzoom.org.es/

El enfoque

¿Qué Es El Enfoque? Una Explicación Óptica y Otra Práctica

Desde un punto de vista óptico se llama enfocar a hacer coincidir los rayos de luz reflejados por el objeto u objetos que pretendemos fotografiar con el foco de la lente. ¿Recuerdas cuál era el foco en una cámara digital? Eso es, el sensor.

Esquema del foco

Y, desde un punto de vista más práctico, se puede decir que enfocar es lograr que el objeto de la escena sobre el que pretendes llamar la atención salga completamente nítido en la fotografía.

En la fotografía que muestro a continuación se ha llevado a cabo una técnica que se conoce como enfoque selectivo.

Ejemplo de enfoque

Consiste, como puedes ver, en la presencia de un objeto claramente enfocado, en este caso la niña de metal,  frente a un fondo de imagen claramente desenfocado, de manera que se centra la atención del que ve la foto en aquello que está nítido y definido en la imagen, es decir, el objeto enfocado.

Para lograr aplicar esta técnica deberás acercarte lo máximo posible al objeto, de acuerdo a la composición que quieres lograr, utilizar una focal lo más larga posible, y, por último, aumentar la apertura del diafragma al máximo. Todo ello con el fin de reducir al máximo la profundidad de campo. ¿Recuerdas?

Términos Relacionados con el Enfoque: Profundidad, Hiperfocal y Bokeh

Cuando uno piensa en enfoque, rápidamente se le tienen que venir a la cabeza varios conceptos de los que ya hemos hablado repetidas veces, pero de los que “toca” hablar una vez más como parte importante del concepto de enfoque.

Foto de Jeff KubinaEl primero de los términos del que hay que hablar es de la profundidad de campo, que, como recordarás, se trata de la zona de la escena fotografiada que sale claramente nítida en la fotografía.

Es decir, aunque enfoques a un determinado objeto, no sale nítido éste exclusivamente, sino que además de él hay otros objetos situados por delante y por detrás que también saldrán nítidos.

Por aclarar aún más las cosas: en realidad, al enfocar, no enfocas un objeto, sino que lo que enfocas es una distancia, es decir, cualquier objeto situado a esa distancia, o dentro de la profundidad de campo de esa toma, aparecerá nítido.

Puedes refrescar tus conocimientos sobre profundidad de campo en La Profundidad de Campo “en Profundidad”.

Foto de mike138Otro concepto relacionado con la profundidad de campo y, a su vez, con el enfoque es la denominada distancia hiperfocal, que, como ya vimos, es la mínima distancia a la que hay que enfocar, para lograr extender la profundidad de campo hasta el infinito.

Es un concepto muy socorrido en fotografía de paisajes. Como puedes ver en la imagen de la derecha parece que todos los elementos estuviesen perfectamente enfocados.

Al igual que con la profundidad de campo, te invito a que repases tus conocimientos sobre la hiperfocal, en esta ocasión a través de Entiende (de una vez por todas) qué es la Distancia Hiperfocal.

Foto de eriwstEl último de los conceptos sobre el que quiero llamar tu atención es sobre el término bokeh, cuyo significado es antagónico al del enfoque.

El bokeh define de alguna manera la bondad de un objetivo en función de la calidad del desenfoque que produce. Sé que suena extraño, a ver si con un ejemplo lo explico mejor…

Piensa en una foto tomada con gran amplitud de diafragma (la profundidad de campo será muy limitada), habrá objetos claramente nítidos y otros borrosos y desenfocados. Pues, precisamente, el bokeh del objetivo es una medida de lo estético que resulta el desenfoque proporcionado por ese objetivo.

Si después de esto no he conseguido presentarte como es debido el término bokeh, inténtalo con El Bokeh: Qué Es y Qué Importancia Tiene, estoy seguro que después de leerlo ya no tendrás dudas al respecto.

Modos de enfoque: Los Modos Automáticos y el Modo Manual

Y después de haber definido el enfoque y haber visto algunos conceptos relacionados, es hora de contar un poco cómo nos permiten nuestros equipos llevar a cabo el enfoque, ¿no crees?

Enfoque Automático/ManualEn primer lugar debemos decir que existen dos modos básicos de realizar el enfoque con una cámara de fotos, el primero de ellos es el automático y el segundo el manual. A su vez dentro del modo automático existen variantes que veremos a continuación.

  • Modo Automático (AF, Auto Focus). Es un modo que está presente en todo tipo de cámaras digitales con más o menos opciones. Pero, en cualquier caso, está presente en todas las cámaras. En esta ocasión es la cámara la que, como veremos a continuación, se encarga de enfocar y hacer que salga nítido un determinado objeto u objetos de la composición. Para ello sabes que debes presionar el disparador de tu cámara hasta la mitad y esperar a que tu cámara te muestre de forma visual o sonora que ha enfocado.
  • Modo Manual (MF, Manual Focus). Este modo en principio es exclusivo de las cámaras réflex y, en este caso, como su nombre indica, es el fotógrafo el que se encarga de “mover” las lentes de su objetivo para lograr que salga nítido el objeto u objetos que desea en sus composiciones. Para ello, los objetivos incluyen un anillo de enfoque con el que el fotógrafo enfoca.

Los Modos Automáticos. ¿Cómo Lo Hacen?

Lo primero que a uno se le viene a la cabeza es preguntarse cómo hace la cámara para saber qué objeto es el que quiero que salga enfocado en una composición. Pues bien, para eso la cámara lo que hace es seguir unos trucos: el de la distancia y el del contraste.

Foto de lukasd2009Es decir, la cámara tratará de enfocar aquellos objetos que estén más cerca del objetivo y que ofrezcan cierto contraste. Si no me crees, intenta enfocar una pared completamente lisa y blanca, a ver si consigues oír el pitidito de tu cámara diciendo que lo ha logrado

¿Y qué sucede si prefiero enfocar un objeto que está situado más lejos que otro?, ¿la cámara directamente tratará de enfocar el más cercano?, ¿no puedo lograrlo salvo que haga uso de un enfoque manual?

Pues la respuesta a estas preguntas depende de tu cámara. Existen cámaras que te permiten seleccionar la zona de la imagen que quieres enfocar y una vez dentro de esa zona aplicar el modo automático, independientemente de que no sea la zona con el objeto más cercano al objetivo.

11 Áreas de Enfoque de Nikon D80Y no pienses que esto es exclusivo de cámaras muy avanzadas, de hecho la cámara del iPhone 3GS permite hacerlo. O sea, que recupera el librito de instrucciones de tu cámara y mira a ver si tienes esa opción. Eso sí, no creo que puedas hacer uso de esto en el modo de disparo automático, seguramente sea exclusivo de modos manuales. ¿Te acuerdas de los distintos modos de disparo?

Por ponerte un ejemplo, mi Nikon D60 ofrece tres áreas de enfoque (izquierda, centro y derecha), de modo que el fotógrafo pueda indicar a la cámara la zona de la imagen en la que desea que se realice el enfoque. Pero, por poner otro ejemplo, la Nikon D80 ofrece hasta 11 puntos distintos de enfoque entre los que poder elegir para indicar a tu cámara dónde quieres que trate de enfocar.

Los Modos Automáticos: Tipos

Además de lo que ya hemos dicho sobre modos automáticos de enfoque, todavía queda algo por decir. Y ese algo es que algunas cámaras, fundamentalmente la mayoría de DSLRs actuales, ofrecen distintos tipos de enfoque automático.

En el caso de Nikon, cuenta básicamente con tres modalidades de enfoque automático:

  • AF-S (Auto Focus – Single Servo). Este método funciona muy bien con objetos estáticos, de manera que el fotógrafo presiona el disparador hasta la mitad, la cámara enfoca y ya se está en condiciones de disparar cuando se estime oportuno.
  • AF-C (Auto Fouc – Continuous Servo). Este método de enfoque lleva a cabo un enfoque continuo mientras el usuario mantiene el disparador apretado hasta la mitad. Es muy apropiado para objetos en movimiento, pues consigue que, mientras el botón está presionado a medias, la cámara lleve a cabo un proceso de enfoque continuo para adaptarse al movimiento del objeto.
  • AF-A (Auto Focus – Automatic). Es el modo automático, de manera que la cámara decide cuál de los dos modos anteriores, AF-S o AF-C, aplicar en función de las características de la escena que percibe. Parte de AF-S y si detecta movimiento pasa a AF-C.

Aunque éstos son los nombres utilizados por la marca Nikon para sus modos de enfoque, las grandes marcas ofrecen básicamente los mismos modelos de enfoque, aunque, como siempre, con nombres diferentes. En Canon, los mismos métodos que los vistos anteriormente se denominan One Shot, AI Servo y AI Focus, respectivamente

¿Enfoque Manual o Automático?, ¿Cuándo Usar Uno u Otro?

Con lo dicho en el anterior apartado, parece claro que cuando optes por el enfoque automático deberás tener en cuenta si vas a retratar un objeto estático o éste estará en movimiento.

Sin embargo, antes de decidir el modo de enfoque automático concreto a emplear, tienes que contestar a una pregunta previa y ésta es: ¿enfoque manual o automático?

La calidad de los mecanismos de enfoque automático es asombrosa y, a medida que evolucionan las cámaras, cada vez es más sorprendente ver cómo tu cámara es capaz de convertir una trama borrosa en una imagen nítida y clara como consecuencia del asombroso enfoque automático.

Sin embargo, aún hay situaciones en las que merece la pena optar por el enfoque manual. A continuación te las enumero:

  • Fotos de bichos Fotografía Macro. Podrás definir con el punto exacto que deseas enfocar.
  • Fotografía de Retrato. Si quieres centrar la atención en una determinada característica de un rostro, el modo manual será el más apropiado.
  • Fotografía con poca luz. Si pruebas el enfoque automático de tu cámara en condiciones de escasa iluminación verás que le resulta difícil llegar a enfocar. De hecho, muchos modelos incluyen una luz de ayuda para enfocar en estas situaciones. Pero, a veces, ni con esa luz son capaces de enfocar. Por eso, en estas situaciones es casi imprescindible pasar a modo manual.
  • Fotografía con una reja o cristal delante. ¿Recuerdas que te he dicho que el enfoque automático enfoca “por distancia”? Si delante del objetivo hay un cristal o una reja y, sin embargo, quieres enfocar lo que hay detrás, entonces, ¡pasa a modo manual!
  • Fotografía con mucho movimiento. Si el objeto a retratar se mueve mucho, el enfoque automático no será lo suficientemente rápido, por eso es mejor que pases a modo manual, enfoques a la zona de movimiento del objeto y dispares.

Puedes saber más sobre ocasiones en las que pasar al modo de enfoque manual en 5 Situaciones en que te Conviene Usar el Enfoque Manual.

La Importancia Del Enfoque: El Retrato

retratos 2No quería dejar esta entrada sin recalcar de nuevo la importancia del enfoque. Un enfoque correcto puede ser clave en tu foto o, más bien, una foto desenfocada no suele funcionar en el 99.9%, por tanto, una de las cosas que deberás hacer es enfocar correctamente si buscas una buena foto.

Pero no sólo basta que una determinada foto tenga un objeto bien enfocado. No es suficiente para que la foto sea buena. ¡No!

En muchas ocasiones lo que hace que una foto sea admirada es la elección como zona de enfoque de un punto de la escena en el que, “a priori”, no habríamos centrado nuestra atención si no hubiese aparecido enfocado.

Piensa, por ejemplo, en fotografía de retrato. Si hay una máxima en este sentido es ésta: “Enfoca a los Ojos”. Y lo cierto es que la mayoría de retratos que ofrecen unos ojos correctamente enfocados logran resultados más que aceptables.

Sin embargo, hay ocasiones en que, precisamente, lo especial de un retrato es que el fotógrafo ha huído de esta máxima y ha llamado nuestra atención sobre otro detalle distinto de los ojos.

Fuente: http://www.dzoom.org.es/

Lo Que Vas a Conseguir con Esta Técnica

Antes de usar las palabras, voy a enseñarte en un ejemplo lo que puedes conseguir usando ajustes de contraste por zonas:

Foto Original

contraste local original

Mejora del Contraste Global

contraste local global

Mejora del Contraste Local por Zonas

contraste local zonas

¿En Qué Consiste el Contraste por Zonas?

El ajuste del contraste depende de la distancia en terminos de brillo que existe entre el punto más claro y el más oscuro. Si lo analizas bien, en toda foto, existen zonas de diferente nivel de intensidad luminosa: unos más oscuros, otros más claros. Si tomas tu foto como un todo, la distancia entre el punto de máximo y mínimo brillo puede ser lo suficientemente alto como para no poder jugar demasiado con el contraste sin perder información. Sin embargo, si partes la foto por zonas, verás que el rango local de brillo es más reducido y, por tanto, las mejoras de contraste que puedes conseguir son más acentuadas.

La Teoría: Cómo se Aplica

Por tanto, para realizar un ajuste de contraste por zonas, lo que hay que hacer es:

  1. Analizar la foto de partida y dividirla en zonas de diferente nivel de iluminación
  2. Seleccionar una de las zonas identificadas en el paso anterior
  3. Utilizar una máscara para realizar ajustes selectivos en la zona elegida
  4. Jugar con el contraste en esa zona
  5. Elegir una nueva zona y volver a empezar

Por tanto, para desarrollar con maestría la técnica del contraste local por zonas vas a necesitar se capaz de realizar selecciones de zonas en tu foto y jugar con máscaras de ajuste. Sencillo conceptualmente, pero tiene su aquél si quieres realizarlo bien.

Fuente: http://www.dzoom.org.es

Cómo fotografiar salpicaduras de agua

Cómo fotografiar salpicaduras de agua (How to photograph a splash of water) explicado por Gavin Hoey de forma sencilla –de nuevo es un vídeo que, aunque en inglés, se entiende viendo la configuración del equipo y siguiendo los pasos. En este caso Gavin utiliza el flash fuera de cámara utilizando disparadores inalámbricos, aunque vale también un cable si es suficientemente grande e incluso el flash en la cámara.

¿El accesorio más importante del montaje? La toalla, tu mejor amiga para el caso.

En el mismo artículo de Strobist (How to Photograph Water Drops with One Speedlight) donde aparece el anterior, hay un extracto de un documental de Discovery Channel titulado Time Warp, Water, en el que capturan la caída de una gota de agua con una cámara de alta velocidad (10.000 fotogramas por segundo), con resultados realmente espectaculares especialmente en la parte final, cuando consiguen capturar una gota de agua cayendo sobre otra gota de agua. Merece la pena verlo en alta definición.

Una galería de fotografías de agua salpicando y gotas capturadas en diferentes momento congeladas también con una cámara de alta velocidad en Liquid Magic, de Harold Edgerton.

Fuente: http://foto.microsiervos.com

Older Posts »